Los Cistercienses

De drie oprichters van het klooster van Cîteaux: van links naar rechts, Stephen Harding, Saint Robert van Molesme en Saint Alberic.

Roberto de Molesmes se instala en 1098, junto con unos veinte monjes benedictinos reformados, en la inhóspita Cîteaux para fundar una comunidad abacial. Este fue el inicio de una nueva orden, la de los Cistercienses. El nombre deriva de Cistercium, el nombre latino de Cîteaux.

Los monjes querían llevar una vida evangélica sencilla, y compartir todo entre ellos con un profundo respecto entre ellos, de la manera que estaba descrito en la Regla de San Benito.

Con Bernardo de Claraval la orden conoce una gran expansión en el siglo XII. Las predicaciones de Bernardo y sus obras espirituales tendrán un impacto imborrable en la continuación de la espiritualidad cristiana.

  • De bibliotheek van de abdij van Cîteaux
site by Intracto